Margarita “mofletes”: nueva pataleta y otro cesado a patadas

Una cacicada más; una pataleta más; una patada más. Así es Margarita Robles,“mofletes”, ministro de Defensa. Puro y duro totalitarismo “democrático” de lo más antidemocrático.

Compartir

Precisamente hoy publicábamos un nuevo artículo, y ya van cuatro (ver AQUÍ, AQUÍ, AQUÍ, AQUÍ), sobre quién es y cómo procede Margarita “mofletes”. Pues bien, por si alguien aún no nos cree, por si alguien tiene dudas, aquí va una exclusiva que somos los primeros en publicar hoy.

Gral. Díaz Rodríguez-Valdés

Margarita “mofletes” ha cesado ipso facto, o sea, de una patada en el trasero, tras una de sus histéricas pataletas, al Gral. Juan Francisco Díaz Rodríguez-Valdés, que desde Enero era jefe del Gabinete, nada más y nada menos, que del JEMAD, o sea, del patético trágala-todo Gral. Alejandre. (El “pateado”, nacido en 1962 y con tres hijos, estuvo de Comandante en el Cuartel General del Mando de Canarias, de Teniente Coronel en el EMAD, de Coronel mandó el Regimiento de Artillería Antiaérea 73 de Cartagena, ascendió a General en Agosto de 2016 pasando a mandar el Centro Conjunto de Desarrollo de Conceptos del Ceseden y desde Enero de este año en el cargo del que le han “pateado”).

Adoración Mateos

¿Y por qué tan brutal y drástica medida? Al parecer, por algo tan sencillo como decir, en privado, la verdad, por decir, en una reunión de compañeros que Adoración Mateos Tejada, directora de Personal del Ministerio de Defensa, es… un bicho; sí, por decir la verdad que todo el mundo en Defensa parece que sabe.

Gral. Alejandre

Enterada la “mofletes” por un alma caritativa, que siempre las hay en estos casos, o sea, por un vulgar y rastrero chivato, de la castiza y llana expresión del Gral. Díaz Rodríguez-Valdés, le dio uno de sus ataques de ira, una pataleta, los mofletes entraron en erupción, su amargado rostro que cada día nos recuerda más al de un bóvido mareado enrojeció, su feminismo desorejado, nada femenino, se sintió ofendido, y, como hizo con el Vicealmirante, y como no sabe otra cosa que hacer, porque quien nunca ha obedecido, jamás sabrá mandar, ha cesado hace sólo unas horas al susodicho que por ello ha durado en el cargo sólo diez meses. Por cierto, a su jefe directo, el Gral. Alejandre, el JEMAD, se le sigue buscando para que dé su opinión, para que diga cómo se siente cuando le cesan a uno de sus hombres de confianza, existiendo informaciones sin confirmar según las cuales se le ha visto disfrazado de bombero en la UME.

Que nos desgobierna el nuevo Frente Popular, es un hecho; que sus modos y objetivos son los mismos que aquel de infausta y criminal memoria, nadie lo duda; que o hacemos lo imposible por zafarnos de su yugo y urgentemente ahora que aún podemos o que nunca lo podremos hacer, es indiscutible. No nos tomemos a broma lo que ocurre, porque no tiene gracia, estamos a las puertas de ser sometidos por una dictadura de verdad, no como la que dicen que fue sin que lo fuera. Estamos a las puertas de ser devorados por una cuadrilla de totalitarios degenerados de los que sólo barbaridades indecibles podemos esperar, algunas ya las vemos. Aviso a navegantes. Unámonos porque nos va la libertad y la vida en ello.

Compartir

3 thoughts on “Margarita “mofletes”: nueva pataleta y otro cesado a patadas”

  1. Otro caso más en su rosario de desaciertos, pero sin embargo, extrañamente, para muchos criticones del actual gobierno, el “angelito” sigue siendo uno de los ministros que todavía dan el pego

  2. Esta señora parece mentira q sea jueza …todo lo resuelve con dimisiones y escarnios
    con la nobleza de los militares Habría q pedirle q se fuese para su casa. Pero ella prefiere destrozar el propio ministerio. Es lamentable q dure un minuto más al frente del ministerio.

    1. Estimado seguidor: totalmente de acuerdo. Se aprovecha de la nobleza y de las ordenanzas. Es una tirana que, como usted bien apunta, parece mentira que haya olvidado, entre muchas cosas, la lógica, justa y normal graduación de las faltas y delitos; a saber cómo juzgaba. Desde el típico “chorreo”, hasta la falta grave, pasando por la reprensión verbal o escrita, hay toda una legislación “humana” para corregir lo que se quiera, sin necesidad de “cortar cabezas”. Saludos cordiales

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*